Manipulación Imposible

Cosas que los cerrajeros deben saber antes de matricularse en un curso de manipulación

Sabías que...

¿La mayoría de los cerrajeros que tomaron cursos de manipulación, pensaban que la manipulación era tal y como se representa en películas?

¿La mayoría de los cerrajeros que tomaron cursos de manipulación al poco tiempo engavetaron todo el material didáctico y se olvidaron de asunto?

¿La mayoría de los cerrajeros que tomaron cursos de manipulación jamás lograron recuperar la inversión relacionada con el curso?

LA MANIPULACIÓN NO ES PARA TODO EL MUNDO

La mayoría de los cerrajeros que tomaron cursos de manipulación pensaban que la manipulación era algo fácil y rápido.

La manipulación es algo bien difícil que toma su tiempo aprender y dominar. El éxito sólo se logra con el estudio concentrado, la práctica incesante y el deseo de perseverar a toda costa.

La mayoría de los cerrajeros que tomaron cursos de manipulación no se dedicaron a practicar según lo mandado por el instructor.

La manipulación requiere que se practique lo aprendido con regularidad, preferiblemente a diario, para poder desarrollar la destreza, afinando e integrando el tacto, la vista y el oído.

La mayoría de los cerrajeros que tomaron cursos de manipulación descubrieron que no tenían paciencia.

La manipulación requiere, entre otras cosas, hacer incesantes giros del dial y movimientos repetitivos mientras se fija la vista en medidas pequenísimas, todo esto por horas sin fin.

La mayoría de los cerrajeros que tomaron cursos de manipulación pensaban que la manipulación era una panacea.

La apertura de cerraduras de combinación por manipulación es algo totalmente y absolutamente impredecible, que varía de cerradura a cerradura y de manipulador a manipulador.

La mayoría de los cerrajeros que tomaron cursos de manipulación lo hicieron solamente por obtener el certificado de asistencia.

Un certificado de asistencia de un curso de manipulación, enmarcado y colgado en la pared, podrá impresionar a todo aquél que lo vea, pero nada más.

La mayoría de los cerrajeros que tomaron cursos de manipulación pensaban que la manipulación era una técnica.

La manipulación, sobre todas las cosas, es un arte. Hay que tener talento para ser exitoso. Hay especialistas que esforzándose poco son excelentes manipuladores, mientras hay otros especialistas que esforzándose mucho son pésimos manipuladores.

Habiendo dicho esto...

Si te consideras una persona con paciencia, estudiosa, que te gustan los retos y eres perseverante en todo lo que haces...

Matricúlate cuanto antes en el curso de manipulación de tu elección, te garantizo que será la mejor inversión que jamás hayas hecho en tu vida.

Por el contrario...

Si te consideras una persona impaciente, que no te gusta estudiar, que rehuyes a los retos y no perseveras en nada de lo que haces...

Ni se te ocurra matricularte jamás en ningún curso de manipulación, te garantizo que va a ser la peor inversión que jamás hayas hecho en tu vida.


página anterior / tope de página / página principal